lunes, 8 de diciembre de 2008

HOME BURGUER

Pues eso, hamburguesas caseras.

Y aunque suene a "Bar Manolo" que eche para atrás a más de uno, no te dejes llevar por los prejuicios. Además os lo recomiendo yo que siempre es una nota positiva!

Dado el alubión de visitas (ejem, ejem...) y, sobre todo, el éxito de nuetro post bélico-musical de Britney (doble ejem, ejem), me ha demostrado que tenéis vida propia, mis lectores, porque... os habéis ido de puente!!! Cosa que me congratula, iros a tomar por culo y visitar ChLlC, digo a pasaroslo bien y disfrutar de vuestro tiempo libre! Y para que veáis que yo también he hecho algo de vida, os pongo lo más destacable (y que pueda publicar aquí, claro) que he hecho este puente. Me enfudé en mis converse estampadas con pata de gallo, Cher en sus converse holandesas, y salimos a cenar. Así también hablamos de algo que no tenga relación con la música, no sólo de ella vive Converse.

Home Burguer es un... ¿restaurante? No sé como llamarlo, pero es del arquetipo que últimmnete inundan Madrid: fachada de cristal, nombre chic con gráficos chic, decoración chic (superagradable), camareros argentinos/mejican@s y con una temática central, absurda para hacerse los guays pero que la inmensa mayoría de los restaurtantes ignoran.

En Home Burguer la temática es "comida ecológica procedente de producción orgánica", decía por ahí. Y lo único ecológico, a la par que original, es la carta, que es una bolsa de papel de esas alargadas para el pan. Me pareció superorginal, y tuve la tentación de ponérmelo en la cabeza. Ah! y las sevilletas daban el pego de ser recicladas también.

La escusa ecológica del burguer es buena, puede hacerte cambiar de opinión, pero no tiene nada que ver con la comida orgánica: hay pollo a mansalva y especias por doquier y de todas las partes del mundo.

Recomiendo fervientemente el Tandoori de Pollo Hindú, o algo así (no tengo más referencias, es lo que tomé). La presencia del plato... da gusto verla porque es enorme, muchas patatas fritas, mucha cantidad y, aunque el precio puede asustar, pero en cualquier burguer-basura te cobran menos por mucha mucha menos cantidad (todos conocemos el reducido tamaño de cualquier Mc o Whopper), y por lo menos esto es calidad y te quita el hambre, lo aseguro.

No recomiendo fervientemente las ensaladas, son escasas, caras y raras raras raras.

Recomiendo mucho, fijo, cualquier postre, aunque nuevamente solo tengo una referencia (uno mira por su economía y no lo puede probar todo, oye!). La tarta de chocolate, que también es casera y lleva nueces, está muy rica, y también es enorme. Puedes pensar que algo tan grande no entra (al final me censuran), pero no te das cuenta de comeerrrrrrrrtelo todo (ya verás!).

Si os ha convencido para llevar a una cita, porque es un sitio muy propicio para cuando ligas, o porque te apetezca, está en ese barrio dónde otros hombres se besan y tocan con otros hombres. No voy a poner la dirección porque no es plan, y no me pagan por ello, pero sólo decir que está al lado del Wagaboo. Preguntar por el Polana, o, así hacemos esto en plan gincana y más divertido, la primera a la derecha (subiendo de Pza. Vazquez de Mella dirección Plz. de Chueca) y luego la primera a la derecha.

Ah! llevar unos 15€ por cabeza, se amortizan.


Si no os aha gustado, ya sabéis dónde no tenéis que ir, aquí valemos para todo!



.

3 comentarios:

Cher dijo...

Oye.. a mi las ensaladas me gustaron, lo que pasa que encontrais unos frutos rojos en el aliño y os poneis como burras! jajajaja

Pero es cierto.. la hamburguesa de pollo tandori estaba de muerte! Hemos de repetir!

MARTUSHKA dijo...

POR DIOS, QUÉ HAMBRE, QUE SON LAS 2!! Que sepas que yo no me fui de puente, ya que estoy encerradita estudiando porque me quedan tres días nada más para leer la tesis!!! ARGGGGG!!!!!!!!!
Bueno, vale, salí el sábado hasta las mil pero no estaba planeado...
Como sé que sois unas vagas y no vendreis a verme en el día D, os invitaré a unos champanes en navidades cortesía de la futura Dra. Rubio. Ay! Qué bien suena!
;)

geminisdespechada dijo...

vamos a ver, pero dime la calle ya hombre!! yo vivo ahí mismo y no me entero con la gymkana, así que los demas ni te cuento...